BIENVENIDOS A SHALOM!

  Del  corazón del  Pastor

Mensaje Pastoral Septiembre 2021

 

    

 

La Biblia se compone de 66 libros que fueron divinamente inspirados por Dios, como dice en 2 Timoteo 3:16: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”. Se divide en dos Testamentos o Pactos: El Antiguo y el Nuevo Testamento. 39 libros del A.T. y 27 del N.T. Contiene 1,198 capítulos: 929 del A.T. Y 260 en el N.T. Se compone de 31,173 versículos. La Biblia originalmente fue escrita en tres idiomas: Hebreo (A.T.) Griego (N.T.) Arameo (algunas partes de la Biblia) Actualmentea Biblia, o al menos parte de ella, se encuentra traducida a 2,303 idiomas.

 

Fue redactada en tres continentes: Asia, Europa, África. Puesto que la inspiración de la Biblia fue progresiva tardó en completarse 1,600 años; (1,500  años el A.T. Y 100 años el N.T.)  Dios se valió de hombres que Él escogió, llamó, preparó y santificó para que fueran los instrumentos que escribieran su Palabra. Dice 1 Pedro 1:21: “porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”. En total fueron 40 autores los que participaron de esta inigualable obra divina. 

 

    Es algo maravilloso la armonía tan perfecta de la Biblia porque aunque sus autores eran tan diferentes unos de otros tales como: reyes, militares, líderes, campesinos, filósofos, pescadores, cobradores de impuestos, poetas, músicos, diplomáticos, eruditos y pastores de ovejas, siempre armonizaron perfectamente. Tal unidad demanda la mente de un solo autor. La Biblia contiene varios géneros literarios: poesía, historia, canción, memorias, biografía, profecía, ley, parábola, alegoría, etc.

 

La Biblia no solo contiene la Palabra de Dios, es la Palabra de Dios. Al ser pues la Palabra de Dios; no puede ser destruida. Desde que se comenzó a escribir han pasado más de 3,600 años y aún permanece, viva y eficaz. Ningún otro libro ha sufrido tantos ataques y persecuciones como la Biblia, pero nadie ha podido ni podrá destruirla.

 

Algunos atributos del Texto Sagrado son:

 

-La Biblia convence al hombre de sus pecados. Hebreos 4:12: “Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” 

 

-Revela el camino de la salvación. 2 Timoteo 3:15: “y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús”

 

-La Biblia produce fe. No solo pide que tengamos fe, sino que produce la fe. Romanos 10:17 “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.”

 

-La Biblia debe creerse y obedecerse porque es Palabra de Dios. Satiago 1:22: “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.” Hebreos 2:2,3:  “Porque si la Palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,”

 

    El mensaje central de la Biblia es Jesucristo mismo. Nos habla del amor de Dios, de su Santidad y de lo que Él quiere de nosotros y para nosotros. En ella conocemos Su voluntad, Su mente y Sus propósitos. La Biblia nos narra el desarrollo de la redención, desde la caída del hombre hasta la restauración final de todas las cosas por medio de la obra redentora de Jesucristo. Debemos leerla diariamente porque es beneficio para cada lector y ejecutor. Juan 5:39: “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí”.

 

    ¡¡Celebremos con júbilo y alegría poder tener, estudiar, conocer y vivir la voluntad de Dios expresada por escrito a la humanidad: La Sagrada Escritura; La Biblia!!

 

    En Shalom estamos expectantes a lo que Dios nos va a hablar otra vez. Digo “otra vez”, porque Él ha sido bueno y contundente hablando a nuestra iglesia. Nos resta ser ejecutores de esas palabras y recibir la bendición que trae la obediencia. Quise compartir estos datos de la poderosa Palabra de Dios otra vez para beneficio de los hermanos y hermanas que se están uniendo a nuestra comunidad de fe y que los desconocen. Así que si te son repetitivos, es para que los repases y los compartas. Nunca nos debemos cansar de ser instrumentos de bendición para crecimiento y capacitación de los santos.

 

    Solo cuando hacemos así, y nos convertimos en portadores de este glorioso evangelio, no solo obedecemos el mandato sagrado de “ir por todo el mundo y pregonar este evangelio a toda criatura”, (Marcos 16:15), sino que continuamos demostrándole a nuestra comunidad y al mundo que somos una iglesia conforme al corazón de Dios. ¡QUE SE TE NOTE!

 

    Te ama… TU PASTOR.