Nuestros Pastores

Omar y Magaly Rosado

 

Horarios de Cultos

 


Miércoles

Oración, Estudio Bíblico, Culto de Sociedades

7:00 PM


Domingos

Esc. Bíblica 9:30 AM

Culto de Adoración

11:00 AM

 

 



 



Dirección & Contactos 

239  Main S ST. Williston Fl. 32696

 

 

352-528-1229 Oficina Pastoral

352-226-0177 Pastor Omar

352-226-1500 Pastora Magaly

352-283-0499 Pastor Danny

888-896-6083 Pastor Ismael

352-221-2100 Pastor  Orlando

352-682-8094 Pastor Alex

352-226-0282 Pastor Omar Alexander

  Del  corazón del  Pastor

 

Mensaje Pastoral Febrero 2019.

           

           

            Recuerdo haber visto una foto en la que en una ceremonia nupcial, los novios se miraban a los ojos delante del ministro, y en esa foto, el flash de la cámara había iluminado una cruz de metal al fondo del santuario, y aparecía como una imagen resplandeciente sobre la pareja.  Esa fotografía me recordó que el matrimonio es un cuadro del amor de Cristo hacia la iglesia, demostrado en la cruz.

            Cuando la Biblia instruye a los maridos a amar a sus esposas, (Efesios 5:25), Dios compara esa clase de afecto fiel y generoso con el amor de Cristo a sus seguidores. Debido a que Él entregó su vida en sacrificio por amor, debemos amarnos unos a otros, (1 Juan 4:10-11). Jesús murió en nuestro lugar para que nuestro pecado no nos mantuviera separados de Dios eternamente. Él puso en práctica las palabras que le expresó a sus discípulos: “Nadie tiene mayor amor que éste, que uno ponga su vida por sus amigos”, Juan 15:13).

            Muchos padecemos la angustia del abandono, el rechazo y la traición, y eso no debería suceder entre cristianos, pero a pesar de todo esto, por medio de Cristo podemos comprender la naturaleza sacrificada, compasiva y perseverante del amor verdadero. Él lo expresó en todas las dimensiones mientras estuvo en la tierra. Ahora nos corresponde a nosotros imitarlo.

            En Shalom comenzamos este mes los trabajos de Departamentos, luego de un mes en ayuno y oración congregacional. Estamos agradecidos por tener otra oportunidad de trabajar para el Reino de Dios: Su Iglesia; y estamos expectantes a lo que vamos a enfrentar, y a la misma vez comprometidos con Dios y nuestros hermanos para lograr nuestros objetivos y metas.

            Nuevos retos, nuevas ideas, nuevos líderes en algunos departamentos, nuevos estilos, pero solo una meta: hacerlo como para el Señor, y solo una visión: restaurar al que se acerque a nosotros. Únete a algún departamento y contribuye con tus habilidades, talentos e ideas, para que así nuestra iglesia siga creciendo y continuemos demostrando que somos conforme al corazón de Dios.

            Recuerda que es cuestión de actitud. ¡Que se te note! Te ama…Tu Pastor.